reputación digital

Reputación digital: La consulta a la almohada 2.0

Hay secretos que se le cuentan a la almohada, y hay decisiones que tan bien. Pero en un mundo tan digitalizado y transculturizado donde se cuentan las ovejas para dormir con calculadora, la almohada tenía que tener una versión digital para hacer consultas y tomar decisiones de compra.

En la actualidad se estima que al menos el 39% de los compradores han adquirido un producto o servicio motivado por los comentarios de los clientes satisfechos. Lo que convierte a los microsites en la versión digital de la almohada a la hora de consultar decisiones de compra.

Si bien, ya la gran mayoría de los empresarios reconocen el potencial de los comentarios de los clientes, la mayoría desconoce el alcance destructivo que pueden tener los comentarios negativos sobre la reputación digital de su marca.

Reputación digital una competencia feroz

Aunque para los consumidores es muy usual consultar información en la web antes de adquirir algo, para muchos empresarios, en especial los que están muy de lleno en el proyecto, les resulta poco relevante consultar en la web sobre lo que se dice de su marca. Ya que el poder de los influencers no siempre se siente directamente sobre las redes sociales ni los sitios oficiales de la marca. Sino directamente sobre los blogs y microsites independientes.

Para Jorge Mira, director de la agencia Prestigia Online, “las empresas ganan o pierden y muchas veces ni se enteran de este proceso porque nunca se han asomado en la red para ver qué dicen de ellas”

Un pequeño descuido que la competencia, conocedora del potencial de la reputación digital en la web, sabe aprovechar a su favor, de manera… poco honradas.

Utilizando perfiles falsos la competencia puede hacer un comentario negativo sobre tu marca para desprestigiarla en la web. No importa si la marca es personal o corporativa, gran o pequeña, lo que se intente vender, sea un idea, producto o servicio puede perder muchísimos clientes si se encuentran comentarios negativos sobre ella en la web ya que los usuarios en la web miran la reputación digital de la marca antes de confiar ciegamente en ella.

Reputación digital S.O.S

Afortunadamente cada día aparecen nuevas empresas especializadas en limpiar la reputación digital tanto de personas y empresas utilizando estrategias menos agresivas y altamente efectivas para Google. Puesto que internet existe una ley de equivalencia que indica que un delito en el entorno físico también lo es en un entorno digital, por tanto proceden las penas legales aplicadas a los casos de difamación, injurias y calumnias que sean comprobadas en la web.

Sin embargo, las medidas legales siempre generan algarabía en las redes sociales y promueven la empatía del público sobre la libertad de expresión y el rechazo ante la censura, trayendo consecuencias negativas para la marca. Lo ideal es aplicar la “sanción de Google”, que consiste en sepultar los comentarios negativos con contenidos de calidad altamente optimizados que logren llevar la reputación digital de la marca a los primeros lugares de búsqueda,  destacando sus bondades y beneficios.

Una reputación digital sólida y a prueba de intentos de sabotaje por parte de la competencia, es la mejor forma de ganar la batalla contra la mala reputación online.

Fuente: panamadigitalmarketing.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − cinco =