reputación online

Reputación online: Operación rescate

El tema de la reputación online vuelve a estar en la palestra luego que empresas reconocidas a nivel internacional hayan caído en las redes del escándalo online y estén batallando por limpiar su nombre pese a las duras críticas de la prensa y las especulaciones sociales. Pues como bien reza el dicho: “Si ve a su vecino arder, es mejor ponerse en remojo”.

En la web, todas las marcas, por pequeñas que sean, están al escrutinio de los usuarios y nadie se escapa de los comentarios y apreciaciones de los mismos. Aún cuando desactiven la opción de “comentarios” en su website. Pues entre cielo y redes sociales no hay nada oculto.

Si esto ya lo sabe, y le hubiese gustado haberlo tomado un poco más en serio antes de ver como la mala reputación online le pone en boca de todos, y me temo que no de la mejor manera, es hora de poner en práctica de estrategias de Seo para rescatar la reputación online de su marca.

1.- Contenido vs contenido: Los paradigmas incompletos dan rienda suelta a la especulación y con ellos pueden aflorar una serie de sentimientos e inconformidades que en definitiva será mejor sepultar en el olvido. Y eso en la web queda exactamente en la segunda página de Google.

El objetivo de la creación de contenidos en casos de mala reputación online es simple: Minimizar los resultados de búsquedas negativos sobre la marca creando contenidos positivos, de calidad y optimizados para que ocupen los primeros lugares de búsqueda. Con ello centrar la atención de los usuarios online sobre los aspectos positivos de la marca.

Los contenidos pueden (y deben) estar presentados en de distintos formatos: blog personal, collage de imágenes, videos en Youtube, Blog corporativos, entradas de Wikipedia, perfiles en las redes sociales, diapositivas en Slideshare, infografías e ilustraciones, entre otros.

La dinámica de publicación debe estar planteada de manera que se aprovechen los enlaces de las publicaciones en cada una de las plataformas para hacer girar la información y que la indexación de Google sea óptima para las palabras claves con las que se pretende posicionar el contenido en los primeros lugares de búsqueda.

2.- Genera nuevos enlaces: Los influencers son codiciados en el mundo online porque son capaces de mover masas y de llamar la atención con el contenido que realizan. Por ello forman parte de la estrategia de SEO. Lograr que terceros generen contenido positivo sobre la marca contribuye a limpiar su reputación online.

Estos influencers, pueden ser los medios de comunicación (están obligados a publicar la contraparte de la noticia) páginas webs relacionadas con el modelo de negocio o que hagan trabajos de marketing online especializado y te estén ayudando publicando parte del contenido en su website.

Blog de terceros, no asociados a la marca. Estos contenidos logran darle mayor valor a la información ya gestionada por la marca, logrando así impulsar su contenido. Con estas dos estrategias que en teoría son bastante simples, se logran sepultar la mala reputación online en los últimos lugares de los motores de búsqueda, o por lo menos en la segunda página de Google. Lo importante luego de recuperarse, es mantener la reputación online.

Fuente: prismaidea.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 14 =